Somos muy perros colabora con FDARMUR

Contacto          Aviso legal

 

CUIDADOS PARA PERROS CIEGOS

 



Por desgracia, al igual que existen personas ciegas, también hay perros con el mismo problema.

Estos perros padecen una minusvalía, son perros diferentes y especiales, pero no por ello debemos subestimarles o menospreciar su capacidad de aprendizaje.

Un perro ciego, si se le enseña con pautas correctas, no se le trata como “pobrecito” ni se le humaniza, al final su vida se puede desarrollar perfectamente y tener una convivencia con él de lo más satisfactoria. Estos perros, al igual que los humanos, desarrollan mucho mas otros sentidos, haciendo de ellos los sustitutos del sentido del que carecen, la vista, consiguiendo así poderse manejar sin ningún problema…

He aquí algunos consejos para convivir con ellos y hacerles el aprendizaje y la vida más sencilla.

  • Cuando se desoriente en casa el cachorro, llevarle hasta un punto de referencia que siempre esté fijo, como por ejemplo el cacharro del agua.
  • Hacerle trabajar el olfato. Que os siga por la casa con el cuenco suyo lleno de comida antes de comer. Esconderle golosinas para que las busque.
  • Cuando salgas a pasear con él, necesitará un guía, para ello al principio de la relación hablarle cuando paseéis con él, para que os relacione con el olfato y el oído. Indicarles todos los obstáculos, como son bordillos, farolas, esquinas, y él poco a poco, irá relacionando el sonido con el obstáculo. Las rutas deben de repetirse para que él aprenda a caminar por la calle basándose en su olfato y los diferentes olores.
  • Podéis usar juguetes sonoros para desarrollar más su oído y conseguir que os siga.
  • Debe de oler esquinas, farolas, etc., como todos los demás perros, y así aprenderá y desarrollará más su olfato y su mente.
  • Necesita relacionarse con perros.
  • Si es un poco temeroso, o inseguro, todo aquel que vaya a acariciarle debe dejar que le huela primero, para que el perro no tenga por sorpresa una mano encima acariciándole una parte de su cuerpo….para ello, el dueño antes de que sea tocado lo debe relacionar con una palabra por ejemplo “caricia”. De esta forma después de la palabra y de oler la mano, sabrá que le van a tocar
  • Al igual que hacen los perros lazarillo con los humanos invidentes, el dueño del perro ciego deberá actuar de la misma manera, marcando cada objeto, parándose delante y nombrándolo por su nombre, escaleras, bordillos, pasos de cebra etc. etc.

Estos son unos de los pocos consejos que pueden usarse para hacerle la vida más sencilla al perro y vosotros poder disfrutar de vuestra mascota.

Recordar, es ciego, no inútil

 

 



Fdo: Carlos Calatayud